EL RODAJE DE NEUMÁTICOS

ATRÁS >  CONSEJOS DE NEUMÁTICOS

Cualquier profesional en neumáticos te dirá: cuando montes neumáticos nuevos o reciclados en tu vehículo, debes respetar un período de rodaje. ¡Si nunca has oído hablar de esto, entonces has venido al lugar correcto!

¿Qué es el rodaje? ¿Qué neumáticos están involucrados? ¿Cuáles son los reflejos correctos a adoptar? Para comprender plenamente lo que hay detrás del rodaje de los neumáticos, te invitamos a consultar este práctico expediente.

¿QUÉ ES EL RODAJE?

Durante el proceso de fabricación de un neumático nuevo o remanufacturado, se utiliza un lubricante para facilitar su desmoldeo. Cuando el neumático sale de la tienda para ser puesto en el mercado, este lubricante sigue presente en la banda de rodadura, haciéndola más resbaladiza.

El periodo de rodaje es el periodo de tiempo durante el cual debes conducir con cuidado después de montar los neumáticos nuevos. Este período debe ser respetado para no poner demasiada tensión en los neumáticos al principio. ¿El objetivo? Para mantener un agarre óptimo mientras los rastros de lubricante se desvanecen. 

¿CÓMO HACER EL RODAJE DE TUS NEUMÁTICOS?

Para conducir con seguridad en Tus nuevos neumáticos, tendrás que deshacerte de esta sustancia lubricante. ¡Y no hay una cura milagrosa para esto! Tendrás que conducir con suavidad y cuidado, para que puedas anticipar la trayectoria del vehículo y preservar tus neumáticos lo máximo posible.

A medida que pasan los kilómetros, la fricción de la banda de rodamiento contra la carretera y la acción de frenado permitirá que el neumático elimine cualquier lubricante residual. Una vez liberado de esta limitación, el neumático podrá entonces ofrecer su pleno rendimiento.

TIEMPO DE RODAJE

El tiempo de rodaje que debes observar varía según el tipo de vehículo. Por ejemplo, no será el mismo dependiendo de si conduces un coche o una moto.

Concretamente, los profesionales recomiendan que se conduzca con cuidado y moderación:

  • en los primeros 200 (o incluso 300) kilómetros para un coche,
  • en los primeros 100 kilómetros para un vehículo de dos ruedas.

Recuerda que los neumáticos nuevos responden menos rápidamente que los neumáticos que ya han sido conducidos (especialmente al frenar). El rodaje es, por lo tanto, un paso crucial para garantizar tu seguridad y la de los demás.

 

NEUMÁTICOS GASTADOS, ¿MÁS REACTIVOS QUE LOS NUEVOS?

¡Eso es! Los neumáticos gastados le darán al conductor un mejor agarre que los nuevos. ¿La razón?

La goma del neumático, que es mucho más gruesa en un neumático nuevo que en uno que ya ha sido bien usado.

Si conduces con neumáticos nuevos, potencialmente sentirás una sensación de flotación durante los primeros kilómetros. Este fenómeno es causado por la goma del neumático que, debido a su grosor, absorbe las vibraciones y da al conductor menos sensación.

¡Aquí también, no te asustes! Al igual que el periodo de rodaje, necesario para deshacerse del lubricante, es el hecho de que el neumático se desgasta lo que disminuirá esta impresión.

¡Encuentra tus neumáticos a precios inteligentes!

 

NUESTROS OTROS CONSEJOS SOBRE NEUMÁTICOS